Conéctate con nosotros
CBD Barato Shop

¿Se acabó el CBD? La República Checa estudia prohibir los productos que contengan cáñamo

Publicado

en

CBD en la República Checa

PUBLICITE

¿Puede un país empezar a legalizar el cannabis y al mismo tiempo plantearse prohibir el CBD? Parece que sí.

Las autoridades checas de seguridad alimentaria han anunciado en un comunicado su intención de prohibir la comercialización de productos que contengan CBD y otros cannabinoides derivados del cáñamo, alegando la normativa de la UE y la falta de investigación sobre los efectos de estos compuestos en la salud.

Anuncio

El Ministerio de Agricultura checo dijo que la Autoridad Nacional de Inspección Agrícola y Alimentaria (SZPI) estaba preparando una medida para retirar del mercado todos los alimentos y complementos alimenticios que contengan cannabinoides, que se venden en forma de aceites, tinturas, cápsulas, gomas y otros productos comestibles. La prohibición también afectará a los productos cosméticos que contengan cannabinoides derivados del cáñamo.

El ministerio no especificó cuándo entrará en vigor la prohibición.

PUBLICITE

Cuestiones de seguridad

El ministerio dijo que seguía una interpretación estricta de las normas de la UE que ilegalizan este tipo de productos. Las normas de la UE designan CBD como nuevo alimento en algunos casos, que deben someterse a controles de seguridad por parte de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Anuncio

«No puedo aceptar que se pongan en el mercado alimentos que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria no puede garantizar que son seguros», dijo el ministro de Agricultura, Zdeněk Nekula, quien admitió que la prohibición «tendrá un impacto en algunos operadores alimentarios.»

La Comisión Europea dictaminó en diciembre de 2020 que el CBD no es un estupefaciente y puede clasificarse como alimento si cumple las disposiciones pertinentes de la legislación alimentaria de la UE. Los órganos jurídicos europeos también han dictaminado que los productos con CBD deben gozar de la misma libre circulación de mercancías entre los Estados miembros que otros productos legales.

Paralelamente, la EFSA ha empezado a examinar diversas formas de CBD para su aprobación en los mercados de la UE con arreglo a las nuevas normas alimentarias. Sin embargo, a medida que avanzaba esta revisión, la EFSA también encontró dificultades para pronunciarse sobre la seguridad de los productos y tuvo que limitarse al CBD aislado.

Anuncio
PUBLICITE

«La EFSA ha identificado varios riesgos potenciales y ha declarado que es necesario completar muchos datos que faltan sobre los posibles efectos para la salud antes de poder avanzar en la evaluación de la seguridad del CBD y de los extractos de cáñamo», declaró el Ministerio de Agricultura checo. «Dijo que, debido a la falta de datos, no es posible confirmar la seguridad del CBD», aunque declarado seguro por la OMS ya en 2017.

Una mala interpretación

El anuncio no ha dejado de provocar la reacción de Lukas Hurt, editor de la revista comercial checa Konopi, que destaca varias inexactitudes en la declaración del Ministerio de Agricultura.

«Hay varias razones por las que se trata de una medida innecesaria y, además, no aplicada por las autoridades checas. Aunque el Ministerio de Agricultura se refiere en su comunicado de prensa al Reglamento sobre nuevos alimentos de la UE, éste no es un reglamento comunitario jurídicamente vinculante, sino sólo una recomendación. Por tanto, cada Estado miembro puede juzgar por sí mismo lo que es o no es un nuevo alimento», recordó, una postura que también se aplica a Francia, que no aplica el Reglamento sobre nuevos alimentos.

Anuncio

«En lo que respecta a los nuevos alimentos, tenemos, en colaboración con la Asociación Europea de Cáñamo Industrial (EIHA), pruebas que confirman que el CBD y otros cannabinoides no deben etiquetarse como nuevos alimentos. Si algo debe etiquetarse como nuevo alimento, sólo pueden ser aislados altamente concentrados, normalmente en forma de polvo o cristal. Pero no extractos de plantas producidos por métodos tradicionales», declaró Hana Gabrielová, presidenta de CzecHemp, una asociación checa de productores de cáñamo.

«El uso de plantas y extractos de cáñamo industrial con fines industriales, alimentarios y cosméticos está consagrado en la legislación checa. Se necesitan más estudios para determinar la seguridad de los cannabinoides concentrados aislados, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera seguros, por ejemplo, los extractos de CBD del cáñamo industrial», prosiguió Lukas Hurt.

«La EIHA tiene un largo historial de colaboración con CzecHemp y compartirá rápidamente con las autoridades checas toda la documentación, los análisis y las fuentes primarias pertinentes que confirman claramente que los cannabinoides vegetales forman parte de nuestra dieta ancestral desde hace muchos siglos», declaró Lorenza Romanese, Directora Ejecutiva de la Asociación Europea del Cáñamo Industrial (EIHA).

Anuncio

La inesperada decisión de la SZPI también sorprendió a Jindrich Voboril, coordinador nacional antidroga, que también está implicado en la legalización del cannabis en la República Checa y, desde luego, no quiere seguir por el camino de nuevas prohibiciones.

«Actualmente estamos preparando una propuesta para crear toda una nueva categoría de sustancias psicomoduladoras, que abarcaría también el cáñamo CBD y los productos que contienen hasta un 1% de THC. El Ministerio de Agricultura no me informó con antelación de esta actividad. Me sorprendió un poco y no es bueno», declaró Jindřich Vobořil.

Anuncio

Trending

Encuéntranos en logo Google NewsNewsY en otros idiomas:Newsweed FranceNewsweed ItaliaNewsweed Nederland

Newsweed es el primer medio de comunicación francés sobre la actualidad legal y mundial del cannabis - © Newsweed