Conéctate con nosotros

La planta y sus compuestos

Anatomía del cannabis: las partes de la planta

Cuando observas una cabeza de cannabis, puedes ver la complejidad de las diferentes partes: pequeños pelos anaranjados, cristales parecidos al azúcar, grandes cogollos envueltos en pequeñas hojas… Pero, ¿cuáles son estas diferentes formaciones en detalle? ¿Y para qué se utilizan?

PUBLICITE

Esta breve guía sobre la anatomía del Cannabis te ayudará a familiarizarte con la planta en su totalidad.

Hombres y mujeres

Las plantas de cannabis pueden ser masculinas, femeninas o hermafroditas, pero las que se consumen suelen ser femeninas. Hay pocas diferencias entre el cannabis masculino y el femenino.

Anuncio

Las plantas femeninas producen las famosas flores resinosas que se recogen y luego se limpian, y a menudo se cortan con la forma que conocemos. Los machos producen flores en forma de campana en la base de las hojas. Las plantas macho polinizan a las hembras para iniciar la producción de semillas. Las flores que se consumen proceden de plantas femeninas sin semillas, llamadas sinsemilla, que forman grandes cogollos ricos en cannabinoides sin llegar a producir semillas.

Las raras plantas hermafroditas tienen órganos masculinos y femeninos que permiten a la planta polinizarse durante la floración. Esta autopolinización suele considerarse una molestia entre los cultivadores. La planta reproduce sus genes hermafroditas y produce semillas.

PUBLICITE

Los cultivadores profesionales y legales suelen asegurarse del sexo de su planta cultivando clones de la planta hembra. Ahora también hay semillas feminizadas que casi seguro producirán plantas femeninas.

Anuncio

Anatomía del cannabis

Morphologie du cannabis

El cannabis se compone de varias partes, como la mayoría de las especies florales ordinarias. El cannabis crece en tallos largos y delgados, con sus grandes y emblemáticas hojas que se extienden desde una zona llamada nodo.

El cannabis destaca realmente por sus flores, cuya formación y complejidad sigue intrigando.

PUBLICITE

Cabeza

La llamada cabeza es en realidad la parte superior de la planta que florece. Las plantas sanas suelen desarrollar una cabeza principal, con cabezas más pequeñas que se forman alrededor de la planta. Algunas técnicas de cultivo, como el SCROG o el LST, pueden aumentar el número y el volumen de cabezas que producirá la planta.

Anuncio

Cáliz

Para el ojo inexperto, los cogollos de cannabis son sólo una maraña de hojas, pero en realidad están formados por varios componentes. El cáliz es la cubierta vegetal en forma de lágrima que contiene las semillas. En el caso del sinsemilla, estas vainas no contienen vainas. Sin embargo, se desarrollan alrededor de dos pistilos que producen la resina y cubren la superficie de los cálices. Los cálices tienen formas, tamaños y colores diferentes según la variedad y las técnicas de cultivo.

Pistilo

Alrededor de los cálices se encuentran los pistilos, los pequeños pelos rojo-anaranjados del final de la floración. Se utilizan originalmente para recoger el polen de los machos. Nacen blancas, pero se vuelven gradualmente amarillas, naranjas, rojas o marrones a medida que la planta madura. Desempeñan un papel importante en la reproducción de la planta, pero aportan poco sabor y potencia.

Tricomas

A pesar de su diminuto tamaño, los tricomas son los cristales que se ven en las hojas y flores del cannabis. Esta resina, que da lugar al kief cuando se seca, es segregada por unas glándulas translúcidas con forma de seta. Los tricomas sirven originalmente para proteger a la planta de los depredadores y de los elementos. Estos bulbosos globos también producen aceites aromáticos llamados terpenos y los famosos cannabinoides como el THC o el CBD. El hachís se produce a partir de estos tricomas y su potente resina.

Anuncio
Encuéntranos en logo Google NewsNewsY en otros idiomas:Newsweed FranceNewsweed ItaliaNewsweed Nederland

Newsweed es el primer medio de comunicación francés sobre la actualidad legal y mundial del cannabis - © Newsweed