Conéctate con nosotros
CBD Barato Shop

La guerra contra las drogas está socavando los esfuerzos por promover el cambio climático y la justicia medioambiental, según un nuevo informe de una coalición internacional

Publicado

en

Guerra contra las drogas y clima

PUBLICITE

Un nuevo informe de una coalición internacional de grupos de derechos humanos afirma que la prohibición mundial de las drogas ha alimentado la destrucción medioambiental en algunos de los ecosistemas más críticos del mundo, socavando los esfuerzos por atajar la crisis climática.

Mientras responsables políticos, gobiernos, ONG y activistas se esfuerzan por desarrollar respuestas urgentes para proteger los bosques tropicales, que se encuentran entre los mayores sumideros de carbono del planeta, el informe afirma que «sus esfuerzos fracasarán mientras los que se dedican a proteger el medio ambiente no reconozcan y aborden el elefante en la habitación», a saber, «el sistema mundial de prohibición penal de las drogas, conocido como la ‘guerra contra las drogas’».

Anuncio

El documento de 63 páginas fue publicado el jueves por la Coalición Internacional para la Reforma de la Política de Drogas y la Justicia Medioambiental, que se describe a sí misma como «formada por defensores, activistas, artistas y académicos tanto del movimiento de reforma de la política de drogas como del movimiento medioambiental y climático».

Entre las organizaciones afiliadas se encuentran Health Poverty Action, LEAP Europe, SOS Amazônia, el Transnational Institute (TNI) y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA). Sus miembros proceden de Bolivia, Brasil, Colombia, Myanmar, los Países Bajos y el Reino Unido.

PUBLICITE

Los autores describen la política de drogas como el «eslabón perdido» de la justicia climática, señalando que la prohibición ha empujado la producción y el tráfico de drogas a «fronteras medioambientales clave» como la selva amazónica y las junglas del sudeste asiático.

Anuncio

«Allí donde los pequeños productores cultivan drogas al borde de los bosques, o los traficantes transportan sus productos a través de los bosques tropicales, es porque la dinámica de la aplicación de la ley antidroga los ha llevado hasta allí», señala el informe. «De hecho, en los raros casos en que el opio, el cannabis y la coca se cultivan legalmente para abastecer a las industrias farmacéutica y de bebidas, se cultivan en entornos agrícolas convencionales».

Los beneficios de las actividades ilegales relacionadas con las drogas también alimentan una red de otras actividades delictivas que causan daños medioambientales, escriben los autores del informe. Por ejemplo, el informe cita el comercio ilegal de «fauna y flora silvestres, maderas tropicales, artefactos arqueológicos, oro y otros minerales, así como inversiones en agroindustrias legales como la carne de vacuno, el aceite de palma, la soja y los aguacates». Los beneficios de la droga son también una fuente de capital para el tráfico de seres humanos».

El documento incluye estudios de casos y fotografías que muestran cómo las políticas prohibicionistas causan daños medioambientales. Un ejemplo vincula el tráfico de drogas en Perú con la extracción ilegal de oro, mientras que otro relaciona el dinero ilícito del tráfico de cocaína con la destrucción del bosque de Alta Guinea, en África Occidental, en peligro crítico de extinción.

Anuncio
PUBLICITE

Según el informe, la comunidad internacional reconoce cada vez más la labor de los delincuentes que financian «el acaparamiento de tierras, la deforestación, el tráfico de madera y especies silvestres y la minería social y ecológicamente devastadora», así como la corrupción gubernamental. «Sin embargo, estos análisis no identifican la fuerza motriz de estas actividades delictivas.

«El sistema que sustenta tantos de estos delitos y causa tantos daños rara vez, o nunca, se menciona», prosigue el informe, afirmando que «debe reconocerse claramente que las actuales políticas de drogas son uno de los principales motores de esta disfunción económica e institucional».

Anuncio

Desde el punto de vista de la justicia medioambiental y económica, el informe afirma que la guerra contra las drogas perpetúa un ciclo de pobreza y persecución contra los más vulnerables de la sociedad.

«El narcotráfico puede proporcionar unos ingresos decentes o un medio de supervivencia donde no hay otro», afirma el informe, que señala que se calcula que unas 200.000 familias en Colombia viven del cultivo de coca.

«Incluso cuando estos campesinos son perseguidos por la policía o el ejército, los beneficios pragmáticos del cultivo de drogas ilegales en términos de sustento a menudo les obligan a reanudar la actividad a pesar de los altos riesgos».

Anuncio

Mientras que los pequeños agricultores desfavorecidos se arriesgan a la erradicación de cultivos, la detención y el encarcelamiento, «los que están en la cima del comercio permanecen en gran medida indemnes porque su poder, dinero o violencia les permiten escapar a la persecución e influir en las élites en la elaboración de políticas».

Para combatir los daños de la prohibición y garantizar la eficacia de las iniciativas climáticas, el informe sostiene que «es necesaria una regulación eficaz y responsable de las drogas». Pero advierte de que las reformas deben ser holísticas y basarse en los derechos humanos, la salud pública, el desarrollo sostenible y la justicia medioambiental.

Anuncio

«La alternativa», advierte el informe: «Reformas en materia de drogas cooptadas por las grandes empresas y las élites poderosas que reproducen los males de la prohibición, mientras que las iniciativas climáticas fracasan, perdiendo la oportunidad de evitar la catástrofe climática por ignorar una de sus causas subyacentes».

El informe reconoce que los mercados de drogas regulados plantean cuestiones difíciles. «O regulamos los mercados de drogas de forma responsable, o seguimos sufriendo los fracasos manifiestos de la prohibición y cedemos el control a grupos destructivos del crimen organizado», afirma el informe. «No existe una tercera opción que los haga desaparecer por arte de magia o que garantice la victoria de la ‘guerra contra las drogas’».

Un informe reciente de Harm Reduction International reveló que países ricos han donado casi mil millones de dólares para proseguir la guerra mundial contra las drogas.

Anuncio

Aurélien creó Newsweed en 2015. Especialmente interesado en las normativas internacionales y los diferentes mercados del cannabis, también posee un amplio conocimiento de la planta y sus usos.

Trending

Encuéntranos en logo Google NewsNewsY en otros idiomas:Newsweed FranceNewsweed ItaliaNewsweed NederlandNewsweed PortugalNewsweed Deutschland

Newsweed es la principal fuente de información sobre cannabis legal en Europa - © Newsweed